13 ago. 2013

A mi manera

Y entonces, cuando todo está en calma, cuando llevas los recibos al día y tienes planes para 3 días seguidos, cuando te acuestas sabiendo lo que pasará a la mañana siguiente, cuando sabes que te despertará un café y un cigarro y meriendas con el confort que proporciona la tranquilidad …la vida te pone en una encrucijada.

¿Derecha o izquierda? ¿Norte o sur? ¿Pasta o arroz? ¿Blanco o negro? ¿Corazón o razón?

La respuesta late ensordeciendo cualquier otra: corazón; pero la cabeza, esa traicionera compañera de viaje que nos persigue a cada paso con una fidelidad digna de novela rosa, nos susurra en el silencio que deja cada pálpito: te equivocas.

Entramos en una batalla interior donde la mayor parte del día gana lo que debemos hacer, pero cuando lo que queremos se pronuncia….hace un jaque mate en tan solo un movimiento; no hay duda, no hay rival, no hay opinión que nos quite la razón, la razón del corazón.

En ocasiones sabemos que nos equivocamos, que no forma parte de nuestro proyecto construido entre nubes de algodón y estrellas de leds, que no hay hueco para más tropiezos porque ya clavamos las esquinas de la alfombra al suelo, pero aun así, aun sabiendo que el próximo paso dará lugar a una anécdota a largo plazo que a corto será un dolor, aun sabiendo que las sonrisas de hoy serán las lágrimas de mañana, no podemos hacer caso omiso a ese latido, a ese "boom, boom, boom" que sincroniza el día a día con tu Casio y se convierte en una cuenta atrás donde las 00:00 son el comienzo y el fin de algo especial.

Tenemos dos opciones: lamentarnos por lo que no hicimos o por lo que nos arriesgamos a hacer. Ying o Yang, mar o montaña, cara o cruz, truco o trato…

¿Más es menos o menos es más? 

Ni idea, solo sé que somos las decisiones que tomamos...


3 comentarios:

  1. Hola, he llegado hasta aquí a través de BloosterBlog, plataforma que conocí hace pocos días.
    Muchas gracias por añadirme en tu lista. Digamos que me has apadrinado en ella,ya que eres la primera persona que me incluye desde lo poquito que llevo inscrita.
    Me gusta mucho esta entrada, tan razonada, real y donde has plasmado las dudas que al final tenemos todos.
    Me quedo como seguidora para seguir leyéndote.
    un saludo
    Rosa

    Te invito a visitar mi blog: http://literaturaavueltas.blogspot.com.es/
    donde puedes también dejar tus comentarios o impresiones de lo que
    una aficionada escribe.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana, me encataría conocerte personalmente pero eso va a ser un poco difícil, me conformo con conocer tu alma, que dejas, que muestras en cada frase de tu Blog, me gusta mucho, no está en "mis favoritos" de BloosterBlog para ser solo recíproco, me gusta lo que escribes, he leído algo.
    Sobre esta entrada o post "A mi Manera", encrucijadas de la vida, a todos nos pasa una y mil veces, solo decirte que después que decidas, salga bien o mal, no mires atrás, sigue adelante porque te harás daño. un abrazo desde Cuba

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    a mi me conociste el otro dia, en un cambio de impresiones sobre si Montblanc o teclado. Y hoy viendo tu blog me compraria todas las plumas del mundo, aunque te to tenga que contar con un teclado. Nos seguieremos viendo ....

    ResponderEliminar